Ofertas de Trabajo

Para Trabajar como Freelance

Leer detenidamente

El proceso comienza cuando una empresa o persona pública un proyecto que necesita realizar, que además de figurar on-line llega vía e-mail a todos los potenciales postulantes. Los usuarios interesados realizan preguntas para evacuar sus dudas y, quien publicó el proyecto responde a dichas preguntas. Esto ayuda a clarificar los detalles del proyecto para poder realizar la propuesta debidamente.

Los expertos se postulan para ejecutar el proyecto realizando su propuesta de trabajo donde proponen soluciones al proyecto o se ofrecen a desarrollarlo, indicando el precio del trabajo, el tiempo de entrega y el detalle de su propuesta. A medida que recibe las propuestas, el usuario que publicó el proyecto también podrá hacer preguntas a los postulantes para aclarar los detalles.

Quien publicó el proyecto elige, si lo desea, la mejor de todas las propuestas recibidas. Cuando es contratada la propuesta, enviamos por e-mail a cada usuario los datos (e-mail, teléfono y nombres) del otro para que se contacten y comiencen a desarrollar el proyecto. Desde el momento en que se envía este e-mail, las dos partes intervinientes tendrán 90 días para calificarse mutuamente. Gracias al sistema de calificaciones, todos los usuarios sabrán si negocian o no con alguien responsable y eficiente.

Por otro lado, los profesionales podrán hacer publicaciones que les darán la oportunidad de ofrecer sus servicios, donde otros usuarios les solicitarán presupuestos para tareas específicas. Cuando el presupuesto o servicio es contratado, cada parte recibe los datos de contacto (e-mail, teléfono y nombres) de la otra y tendrán 90 días para calificarse.

Dudas de Como Cobrar

Una de las primeras dudas que surge cuando tienes un trabajo freelance es cuánto cobrar por mi trabajo y cómo hago para justificar el valor que le estoy poniendo al proyecto ante mis clientes. Esta es una de las decisiones más complicadas -y determinantes- que un freelance tiene que tomar. Si adoptas una mala decisión, puedes acabar pagándolo durante bastante tiempo, ya que luego no resulta tan sencillo convencer al cliente de los “reajustes en las tarifas”. Incluso es posible que esa decisión acabe afectando a la viabilidad de tu negocio.

Para quienes tienen dudas sobre el valor que deben darle a su trabajo, no se puede dar una cifra definitiva, ya que esto depende mucho del mercado y tipo de trabajo. Por lo general, el emprendedor termina calculando sus honorarios en base a consultas con otros colegas, e inclusive, fijándose en el poder adquisitivo del cliente. Existen muchas características que nos incentivan a ser freelance una de ellas es la libertad de horario que se llega a tener. Sin embargo, debes comprender que esa libertad y comodidad tiene un costo que debemos absorber, por lo tanto debemos trabajar duro para tenerla.

Factores que nos ayudará a ponerle precio a nuestro trabajo:

  • Definir cuanto quieres ganar por el proyecto
  • Evaluar si lo que deseas ganar responde a lo que el mercado paga por ese tipo de proyectos
  • No trabajar por menos de lo que te haga sentir cómodo
  • Calcular el tiempo en horas que te llevará terminar el proyecto
  • Incluir dentro del monto todos los gastos adicionales que harás para desarrollar el proyecto
  • Evaluar si necesitarás que otras personas te apoyen en el proyecto
  • Detallar en un contrato o documento el procedimiento, tiempo estimados y porcentaje de pagos

Entonces todo es cuestión de buscar la forma que se adecue a nuestro mercado y beneficio, estás son algunas opciones para evaluar:

  • Cobrar por hora: analiza el tiempo que te llevará el proyecto y ponle un precio por hora. Puede que esto funcione muy bien con actividades que no tarden más de unas dos semanas.
  • Cobrar por fases: puedes evaluar cobrar por fases del proyecto y calcular los tiempo. Puedes procurar que cada fase dure un mes para aplicar la fórmula del pago de un mes.
  • Cobrar por proyecto: sumar tiempo y gastos que te llevará realizar el proyecto y ponerle un precio total. Puedes evaluar que son para ti los proyectos pequeños, medianos y grandes.
  • Cobrar por número de caracteres: esto aplica a quienes escriben para la web, que también se ha hecho popular en el medio. Puedes cobrar una cantidad por un artículo de 800 caracteres por ejemplo y elevar la cifra del costo según el rango de caracteres.
  • Cobrar en paquetes: también aplica al desarrollo de contenidos puedes negociar una cifra por un número de artículos al mes con un número de caracteres definido y cobrar por paquete de artículos desarrollados.

Recomendaciones generales   – El precio por hora de trabajo es un asunto de carácter interno, personal. A los clientes se les debe presentar un presupuesto global, a menos que sea una tarea por tiempo específico. Cuando no existe esa limitante, lo conveniente es presentar un presupuesto único o final.   – Cuando una materia se maneja con dominio multidisciplinario, se debe incrementar el precio del trabajo ofrecido, que equivale al aporte de varias personas en beneficio del cliente.   – Lo mismo aplica cuando los servicios son exclusivos, o de tal calidad, y se diferencian sustancialmente de los ofrecidos por otras personas